viernes, 7 de marzo de 2008

El terrorismo y las Farc

El presidente Álvaro Uribe define al terrorismo como el uso de la violencia para imponerle a un gobierno o a una población un curso de acción cuando existen los espacios democráticos para discutir sin armas estas propuestas. Es además una forma brutal de comunicación donde se usa a los muertos para llevar su mensaje a los vivos.
Es decir,el terrorismo es un método que busca imponer objetivos políticos negando la democracia, creando y explotando un ambiente de miedo que abarca a un grupo mucho mayor que el círculo inmediato de las víctimas de la violencia.
En los libros, con frecuencia, se hace la distinción entre terrorismo interno y terrorismo internacional. Por interno se entiende aquel que está confinado a los límites de un solo país. Por internacional se entiende aquel cuyos ataques traspasan las fronteras entre naciones o que golpea blancos foráneos dentro de su propio país.
Hoy, es casi imposible hablar de terrorismo interno porque casi todas las organizaciones terroristas que existen en el mundo viven y se nutren del crimen transnacional.
El ejemplo más cercano son las FARC. Aunque su origen se remonta a los albores de la guerra fría (de hecho mantienen el discurso comunista que proviene de su antiguo cordón umbilical con la extinta Unión Soviética), esta organización decidió en su 7° conferencia de 1982 incursionar en el negocio de la droga. Fue una decisión obligada por la falta de resultados.
Hasta 1982, las FARC nunca superaron los 1.000 hombres. Frecuentemente padecían disidencias de miembros que sentían que esta organización no avanzaba en su proyecto político de la toma del poder. Ningún terrorista por convencido que esté come discursos y los AK 47 no se compran imprimiendo máximas revolucionarias. La pobreza endémica de las FARC evitaba su avance terrorista. Eran una organización en vías de extinción.

Jacobo Arenas, el verdadero cerebro estratégico de las FARC, vio una tabla de salvación en el negocio del narcotráfico que capos de la droga comenzaban a montar en las selvas colombianas. Arenas convenció a la organización de que era una necesidad entrar en el negocio de la cocaína. Al principio las FARC se limitaron al cultivo y procesamiento, pero con el tiempo han llegado a controlar las rutas y la comercialización.
Veinte años después, al comienzo del gobierno Uribe, las FARC llegaron a contar con casi 17.000 hombres en armas. De estos, unos 6.000 estaban dedicados directamente al negocio de promoción de cultivos ilícitos, compra o producción de cocaína y heroína. Los ingresos totales de las FARC en el 2002 alcanzaron casi los mil millones de dólares. Cerca del 60% de estos ingresos provinieron del narcotráfico.
Hoy, las FARC han visto reducir su número de hombres considerablemente y saben que su línea de vida actual depende de su capacidad de producir droga y llevarla hasta embarcaderos clandestinos.
Por eso Colombia es seria en la lucha contra el narcotráfico. Insiste en la aspersión de químicos y en la erradicación manual, persevera en la interdicción aérea y marítima y, no le tiembla la mano cuando se trata de extraditar narcotraficantes o extinguirle el dominio de las propiedades que han acumulado con la sangre de tanta gente. Menos hectáreas de cultivos ilícitos, son menos minas antipersonales. Más toneladas de droga incautada, son menos fusiles apuntando a los colombianos. Menos narcotraficantes gozando de sus propiedades son menos terroristas.
Por eso existe una corresponsabilidad de la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo en Colombia. Sin consumo de cocaína, no habría terrorismo. Sin redes internacionales de abastecimiento de precursores no existirían las FARC ni las AUC.
Los gobiernos suelen arrastrar pesadas burocracias que dificultan la cooperación entre países para hacerle frente al terrorismo y al crimen transnacional.
Muchas veces las estructuras terroristas y criminales con alcance transnacional cuentan con medios más rápidos de adaptación acompañados por una descentralización en su toma de decisiones, que tienden a imponerse sobre el tipo de respuestas tradicionales de los servicios de seguridad e inteligencia.
Con frecuencia los organismos de seguridad son víctimas de un concepto vetusto de soberanía, desarrollado para las condiciones del siglo XIX y que no responde a las realidades del mundo actual.
Las FARC no necesitan de convenios ni tratados con organizaciones terroristas internacionales para recibir entrenamiento de explosivos.
Pero lo anterior no significa que debamos echar por la borda el concepto de soberanía ni debamos borrar los límites geográficos y regresar a las épocas de las bárbaras naciones.
Lo que se debe hacer es fortalecer los mecanismos multilaterales, como la INTERPOL, para hacer más expedita la cooperación, más ágil el flujo e intercambio de información y de evidencias legales. También hacer más operacional, ágil y menos formal la cooperación bilateral, en especial lo relacionado con el intercambio de inteligencia.
Muchas veces, es un error limitar el alcance de las acciones multilaterales y bilaterales para proteger la soberanía. La soberanía está en jaque diariamente, no por Estados sino por redes de criminales que violan leyes y cruzan fronteras en busca de ganancias. Sin nuevas formas de codificar y abordar el concepto de soberanía, los gobiernos seguirán en desventaja.
El crimen transnacional es la marca de agua del terrorismo en el mundo. Esto significa que ningún gobierno, sin importar su poder económico o político, llegará lejos si actúa solo. El progreso contra el terrorismo se logra cuando los gobiernos se unen para intercambiar inteligencia y coordinar operaciones de forma ágil y sin papeleo. Y eso es solo posible si se reconoce la naturaleza transnacional que da al terrorismo su vínculo con el crimen global.
Un paso fundamental para evitar el avance del terrorismo en nuestro hemisferio es el de desarrollar una tolerancia cero a cualquier presencia de voceros o representantes terroristas en nuestros países, vengan de donde vinieren. Tenemos que ser muy serios en negarles toda forma de santuario a los terroristas.
El terrorismo sabe explotar las nobles tradiciones de la democracia como el derecho al refugio y la tolerancia a la libre expresión de las ideas.

Colombia tiene un estado de derecho respetable, que se fortalece y mejora día a día, y cada vez más comprometido con la democracia pluralista. Eso les da el derecho de señalar como terrorismo a quienes se levantan en armas contra la democracia y pretenden desconocer el mandato del pueblo. (Ext.Oas.Org)

17 comentarios:

cristian dijo...

Resulta increible el cinismo de los gobernantes latinoamericanos, lamentablemente en gran parte de izquierda, quienes atacan a Colombia por su violación de 1,8 km de territorio ecuatoriano, e ignoran o no dan importancia a las conexiones entre los gobiernos de Ecuador y Venezuela con el terrorismo sanguinario de las FARC. La prensa es gran culpable también, pues los periodistas no tienen el valor de interrogar a dichso gobernantes con la agudeza requerida, siguiéndoles el juego a quién más grita o más "vende".
Esta es la definición más exacta que he encontrado respecto al dicho "ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio".
Y lo más curioso es que esta actitud no sólo desafía la verdad y la justicia, sino que incluso el sentido común más básico.

Javier Bazán dijo...

Concuerdo con Cristián.

Doña Cocó dijo...

Yo también me sumo a lo que Cristián dice.
Las palabras de Uribe fueron bastante claras y relató hechos que Correa no pudo negar y que él sabía de antes.
Correa es un títere de Chávez.

Koke dijo...

Lo terrible de todo esto es la poca claridad que demuestran algunos gobiernos en cuanto a la definición de terrorismo, cuando debieran apoyar el concepto generalmente aceptado que implica el esfuerzo de algunos grupos por destruir el estado de derecho democrático. Al parecer algunos países no se dan cuenta que avalando la posición chavista se compran problemas a largo plazo con sus propios grupos separatistas o problemáticos, como lo serían en este momento los mapuches radicales en Chile.

Daniel Rioseco dijo...

Hola como estás?? La verdad, es que este conflicto es mucho más de fondo que lo que especulamos con carencia de objetividad; hay temas objetivos, los cuales no podemos desconocer, por ejemplo, que violaron la soberanía de Ecuador, aunque hayan entrado dos centimetros, el hecho de hacerlo es violación de la soberanía, cuestión que Uribe reconoció; segundo, hay que reconocer que las FARC, son terroristas, que Chavez no las encuentre así , se debe a su particular estilo, que no ayuda nada a la unión que el tanto se jacta de impulsar.
Ahora, con respecto a los comentarios de la entrada anterior, me parece sumamente artificial las preguntas acerca de los apoyos de la presidenta o lo que ella siente; para empezar, sea como sea es una falta de respeto tratarla de Gordis, segundo, el cargo que ella tiene, la hace expresar opiniones protocolares, y lo protocolar en este caso es apoyar a Ecuador, si ella fue o no clandestina (pues terrorista no fue) fue por el contexto que se dio en el país que claramente no fue muy agradable la forma, pues el fondo lo comparto en ciertos aspectos;el que le traiga nostalgia las FARC, no guarda relación con que las apoye; y finalmente si es que está manteniendo el apoyo de Ecuador por un eventual conflicto, crean que no los necesitamos, pues nuestro ejercito, uno de los mejores de sudamerica, hace bolsa a los peruanos. Coté espero debatirlo de manera más fluida. Besos

Javier Bazán dijo...

Daniel:
Uno de sus camaradas durante la campaña presidencial fue el que la llamó Gordis. Por otra parte, la autoridad en Occidente no es gratuita, esto es, se quita o se mantiene la autoridad.

Sebastian Norris dijo...

Hola.
Yo creo que no hubiera pasado nada, si Chavez no mete la cuchara.

Claro el dice que la FARC estaba conversando con el.
Pero y por que tiene que conversar la FARC con el.
De donde esa amistad.


Bueno saludos.
QUe esti bien.




Y permiso que dejo mi aviso...

http://lavatelaconshampoo.blogspot.com

Daniel Rioseco dijo...

Javier:
Es verdad, fue Eyzaguirre quien la llamó así, pero sabes algo, eso habla de una política más cercana, la política de los acuerdos, y no la del desalojo ni la de los tropezones, ¿hasta cuando vana a boicotear los proyectos buenos, por el afán de protagonismo y poder?; o sea, el sstmena binominal lo veas por donde lo veas es horrorosamente malo, en el congreso tienen que estar las mayorías, el primero y el seguno, sea del lado que sea, pero es verdad, a ninguna de las dos coaliciones les conviene; Gordis, es la nueva política, la política de los mejores con un fin único, que el país avance, y que los mejores no importe del sector que sea, pero aún se niegan a esa política, e imponen nombres, o creen que Bachelet quería a Perez Yoma? Por eso le creo a Lavín y su Bacheletismo aliancista, dejemos de tapar el sol con un dedo.

coté dijo...

Crsitián, Cococita y Koke, concuerdo con ustedes.
Daniel: que fue violación de soberanía, lo fue, pero a lo que iba es que cuando se trata de terrorismo tiene que haber un poco flexibilidad por parte de los Estados. Imagínate el mismo caso pero con el "sendero luminoso" refugiado en Chile a unos pocos metros de la frontera con Perú, crees que sería bueno que nos dejaran esa plaga acá o sería mejor que Perú los aniquilara?, lo que hizo el ejército de Uribe no fue por expanción terrirorrial, sólo utlizó el momento propicio que se le presentaba para atacar y de ahi nuevamente tras su límite.., por otro lado, lo que ha hecho Ecuador y Venezuela es albergar terroristas en su territorio a sabiendas de los gobiernos respectivos, cuando lo que les correspondería sería luchar juntos por erradicarlos.

Francisco dijo...

En mi vida había escuchado tantas veces la palabra "soberanía", y miren quiénes son los que ahora se dicen dueños de la soberanía!!! Los mismos que conspiraron contra la estabilidad de los países.

coté dijo...

Daniel, se me olvidaba, en lo que sí estoy de acuerdo contigo, es en que nuestro ejército ante un conflicto con Perú, los hace bolsa.

coté dijo...

Sebastián, probablemente, ya que Correa estaba tranquilo hasta que habló con Chávez.

Francisco, toda la razón.

cristian dijo...

Gracias a gente bienintencionada pero terrible y peligrosamente ingenua como Rioseco, es que la Concertación aun sigue en el poder.

marcelo brunet dijo...

Hola

Cada día que pasa me convenzo más de tres cosas:

Una, Uribe lo está haciendo perfecto.

Dos, el terrorismo de izquierda siempre se encuentra protegido por alguien con dinero detrás

Tres, hay que hacer algo para que se acabe el nefasto gobierno de Chavez.

Saludos

Anónimo dijo...

El único pecado capital que aflige a este blog es ...la pereza.

Сталингра́д! dijo...

FARC responsables de mas de 200.000 secuestros y cientos de muertes, financiandos por el cartel de drogas, por lo tanto podemos hablar de NARCOMARXISTAS.

|Sebas Manrox©| dijo...

Resulta gracioso, por lo menos, saber que en una pelea entre Colombia y Ecuador se meta Venezuela a defender a su amigo Correa. No que esto es un asunto BI-lateral?

Como sea. Hay que solidarizar con Uribe y demostrar que el mundo está en contra del terrorismo marxista en LatinoAmérica...

Saludos Coté...